Hígado Graso No Alcohólico

Enfermedad por Hígado Graso No Alcohólica

Esta enfermedad es un término general utilizado para una variedad de afecciones del hígado que afectan a las personas que beben poco o nada de alcohol. La característica principal de ésta enfermedad es el exceso de grasa almacenada en las cédulas hepáticas.

Algunos individuos con Enfermedad por Hígado Graso pueden desarrollar Esteatohepatitis No Alcohólica o NASH, que es una forma más agresiva de esta enfermedad, caracterizada por inflamación del hígado y que puede avanzar a una cicatrización avanzada (cirrosis) o insuficiencia hepática. Daño muy similar a la cirrosis causada por el alcohol.

Síntomas

Los síntomas principales de la Enfermedad por Hígado Graso No Alcohólico pueden ser:

  • Fatiga.
  • Dolor o molestia en la parte superior derecha del abdomen.

Cuando ya hay presencia de Esteatohepatitis No Alcohólica o NASH se pueden observar los siguientes síntomas:

  • Distensión abdominal (ascitis).
  • Vasos sanguíneos agrandados justo debajo de la superficie de la piel (telangiectasias).
  • Bazo agrandado.
  • Palmas rojas.
  • Color amarillento en la piel y en los ojos (ictericia)

Causas

Tanto la Enfermedad por Hígado Graso No Alcohólica como la Esteatohepatitis No Alcohólica o NASH se relacionan con lo siguiente:

  • Obesidad o sobrepeso.
  • Resistencia a la insulina y por lo tanto las células no pueden absorber el azúcar de manera normal.
  • Azúcar alta en la sangre lo que puede indicar la presencia de Prediabetes o Diabetes Mellitus tipo 2.
  • Niveles altos de grasas, particularmente, triglicéridos en la sangre.

Todos estos problemas parecen favorecer el depósito de grasa en el hígado. Para algunas personas, este exceso de grasa actúa como una toxina para las células del hígado, lo que causa inflamación, Esteatohepatitis No Alcohólica o NASH y cirrosis.

Factores de riesgo

Los siguientes factores pueden aumentar el riesgo de padecer Enfermedad por Hígado Graso No Alcohólico:

  • Colesterol alto.
  • Niveles altos de triglicéridos en sangre.
  • Síndrome metabólico.
  • Obesidad, principalmente cuando la grasa se concentra en el abdomen.
  • Síndrome de ovario poliquístico.
  • Apnea del sueño.
  • Diabetes Mellitus tipo 2.
  • Hipotiroidismo.
  • Baja actividad de la glándula pituitaria (hipopituitarismo).

Los siguientes factores pueden aumentar el riesgo de padecer Esteatohepatitis No Alcohólica o NASH:

  • Personas mayores.
  • Personas con Diabetes.
  • Personas con grasa corporal concentrada en el abdomen.

Para poder distinguir la diferencia entre la Enfermedad por Hígado Graso No Alcohólica y la Esteatohepatitis No Alcohólica o NASH, el médico gastroenterólogo requiere de más estudios diagnósticos.

Complicaciones

La principal complicación es la cirrosis, que es una cicatrización tardía en el hígado. La cirrosis ocurre en respuesta a la inflamación del hígado. A medida que el hígado trata de defenderse y detener la inflamación, produce áreas de cicatrización (fibrosis).

Si el proceso no se detiene, la cirrosis puede llevar a lo siguiente:

  • Acumulación de líquido en el abdomen (ascitis)
  • Distensión de las venas del esófago (várices esofágicas), que pueden romperse y sangrar.
  • Confusión, somnolencia y dificultad en el habla (encefalopatía hepática).
  • Cáncer de hígado.
  • Insuficiencia hepática terminal.

Entre el 5% y 12% de las personas con Esteatohepatisis No Alcohólica desarrollarán Cirrosis.

Diagnóstico

Debido a que esta enfermedad regularmente no causa síntomas, las pruebas realizadas por otras razones y que apuntan a un problema hepático suelen llamar la atención de los médicos. Esto puede suceder si tu hígado se ve inusual en el ultrasonido o si alguna enzima hepática resulta elevada en algún análisis de sangre.

Exámenes de laboratorio que suelen utilizarse son:

  • Biometría hemática completa.
  • Pruebas de funcionamiento hepático
  • Análisis para detectar enfermedad hepática viral (Hepatitis C, hepatitis A).
  • Examen de glucosa en ayuno.
  • Análisis de hemoglobina glucosilada A1c.
  • Perfíl lipídico que mide las grasas en sangre, como el colesterol y los triglicéridos.

Exámenes de imagen que suelen utilizarse para atender la enfermedad:

  • Ultrasonido abdominal. Comúnmente se utiliza de inicio cuando hay sospecha de la enfermedad.
  • Tomografía computarizada (TAC) o Resonancia Magnética (RM).
  • Elastografía transitoria. Es una forma mejorada del ultrasonido que permite medir la rigidez del hígado, lo cual indica fibrosis o cicatrización.
  • Biopsia el hígado para examinar el tejido en el laboratorio y buscar signos de inflamación y cicatrización.

Prevención

Las siguientes medidas podrían reducir el riesgo de padecer Enfermedad por Hígado Graso No Alcohólica:

  • Dieta saludable. Elije una dieta basada en plantas que sea rica en frutas, verduras, cereales integrales y grasas saludables.
  • Peso saludable. Hay que reducir el número de calorías que consumes al día.
  • Haz mas ejercicio.

Recuerda que siempre es importante acudir con el médico gastroenterólogo para recibir un manejo y control personalizado a este y cualquier padecimiento.

Tratamiento

La primera línea de tratamiento suele ser la pérdida de peso a través de una combinación de dieta saludable y ejercicio.  Es recomendable una pérdida del 10% de peso, pero la mejora en los factores de riesgo puede hacerse evidente desde la pérdida del 3% al 5%. La cirugía para perder de peso también es una opción para pacientes que necesitan bajar mucho peso.

No existe hasta el momento algún medicamento farmacológico aprobado para la enfermedad del Hígado Graso NO alcohólico pero lo que si es posible, es tener acceso a ensayos clínicos en los que se están evaluando nuevas opciones de tratamiento.

En nuestro centro de investigación contamos con una oportunidad para pacientes que padecen Esteatohepatitis Hepática No Alcohólica o NASH.

¿Deseas saber si eres candidato a participar?. Revisa esta información:

«Trabajamos Por un futuro Saludable»

Hígado Graso No Alcohólico

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ponerme en contacto
1
¿Necesitas ayuda?
Estamos para ayudarte